10 de noviembre de 2020 In Derecho Penal

CASO VILLAREJO: JOSE MANUEL VILLAREJO EL HOMBRE QUE HIZO TAMBALEAR LOS CIMIENTOS DEL ESTADO

Compartir

El caso Villarejo pone de manifiesto un entramado de supuestos delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental en el que están involucrados o afectados personas relevantes de nuestro país.

Entendamos La Pieza Principal “King”

Para entender este complejo proceso, enumeramos los hitos más importantes de la Pieza King,  que es la que origina toda la Operación tándem, que se han producido hasta el momento:

  • El 3 de noviembre de 2017 la Fiscalía Anticorrupción emitió una nota de prensa por la que comunicaba las detenciones y prisión provisional del ex comisario José Manuel Villarejo, su socio y hombre de confianza Rafael Redondo, y el ex comisario jefe del aeropuerto de Madrid-Barajas Carlos Salamanca.
  • Es en este momento cuando nace la “Operación Tándem”. Considerada una confusa trama judicial a la que se unen numerosas piezas separadas, como consecuencia de la multitud de investigados, las cuales se presentan de forma individual.
  • Todo comienza con la denuncia de Francisco Menéndez Rubio, ejecutivo guineano de GEPETROL y amigo de Carlos Salamanca. Tras varios años permitiendo presuntamente la entrada a España de miembros de GEPETROL y altos cargos de Guinea Ecuatorial, sin los debidos controles en el aeropuerto, a cambio de dinero y multitud de favores.
  • Salamanca recomendó a Menéndez los servicios de Villarejo, ya que necesitaba que se espiara a Gabriel Obiang (hijo del dictador guineano Teodoro Obiang y ministro de su gobierno) con el fin de favorecer a su otro hijo. Este trabajo fue denominado como “Proyecto King”.
  • Tras disminuir su poder en GEPETROL y necesitando ubicarse de manera urgente en otro puesto de trabajo, Francisco Menéndez Rubio decidió solicitar ayuda a Salamanca sin éxito. Es por ello por lo que finalmente denunció toda esta trama, abriéndose en consecuencia la pieza principalKing”.

Todo este proceso desencadenó toda la investigación judicial en torno a Villarejo, en la que se descubrió un sinfín de encargos por parte de diversos clientes y que dan origen al resto de piezas. Una de estas piezas es la conocida como “Iron”, en la cual VEGAS LEGAL ha tenido una participación notable durante toda la causa.

Piezas del Proyecto King

No obstante, para una mejor comprensión del “Proyecto King” es necesario conocer a grandes rasgos otras piezas o causas sobre las que gira la “Operación Tándem”: “Land”, “Iron”, “Pit”, “Carol”, “Pintor”, “Kitchen”, “CENYT” y “Dina”.

Pieza “Land”:

tiene su origen con el fallecimiento del dueño y fundador de PROCISA, Luis García-Cereceda en 2010. En plena disputa por la división y adjudicación de su herencia en el seno familiar, y con el fin de presionar al resto de intervinientes en la misma, Susana García-Cerceda y su socio Francisco Lorenzo decidieron encargar a Villarejo la obtención de información personal y patrimonial de varias personas involucradas en la herencia.

Algunas de estas personas involucradas fueron: la hermana de Susana, Yolanda García-Cereceda; el ex marido de ésta, Jaime Ostos; el arquitecto Joaquín Torres; y la viuda de Luis García-Cereceda, Silvia Gómez-Cuétara.

Para ello Villarejo se apoyó en Enrique García Castaño, ex comisario jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de Policía (UCAO) y cuya figura también es destacable en otras piezas como “Iron” o “Kitchen”, ya que facilitaba la obtención de dichos datos sirviéndose de su posición.

PiezaPit”:

en esta causa los hermanos Pérez Maura, dueños de la empresa ÁNGEL PÉREZ Y CÍA, pagaron supuestos sobornos al entonces presidente de Guatemala Otto Pérez Molina y a su número dos, Roxana Baldetti, para conseguir que les adjudicaran las obras del Puerto Quetzal en 2012.

Ángel Pérez-Maura – EL CONFIDENCIAL

Tras la detención de ambos ex miembros del Gobierno de Guatemala en 2015, este país ordenó la detención de Ángel Pérez Maura, el mayor de todos los hermanos. Por miedo a ser extraditado, la familia acudió a Adrián de la Joya, empresario español conocido por sus relaciones con las altas esferas del panorama nacional e internacional, para que concertara una cita con Villarejo y aceptara el encargo.

PiezaCarol”:

aunque recientemente ha sido archivada, es conveniente destacar ligeramente esta pieza, ya que a raíz de esta investigación salieron a la luz las supuestas actividades irregulares de Don Juan Carlos I.

En este caso, fue Villarejo quien concertó una reunión con Corinna Larsen en 2015, presunta ex amante del rey emérito, para acabar con el director del CNI en ese momento, Félix Sanz Roldán. En dicha reunión, en la que intervienen el ex presidente de Telefónica Juan Villalonga y Rafael Redondo, se revelan datos comprometedores (además de los ya mencionados que implican a Don Juan Carlos I) de Sanz, los cuales permiten a Villarejo denunciarle en 2017.

Pieza Pintor”:

se fundamenta en el litigio pendiente que mantiene la empresa de los hermanos Muñoz Tamara con Hacienda. En 2015 dicha empresa, dirigida por su padre y su socio Mateo Martín Navarro (al que se le conocía como el “Pintor”), fue investigada por la Agencia Tributaria, reclamándole una cantidad de dinero que en principio asumía Martín. Sin embargo, posteriormente rechazó dicha responsabilidad.

Es por ello por lo que contrataron a Villarejo para obtener información delicada de él y su abogado, Francisco Javier de Urquía, y presionarle en volver a responder por dicha deuda.

Pieza Kitchen”:

la “Operación Tándem” también es origen de este famoso caso, y que consiste en una supuesta operación parapolicial encargada de recabar toda información relevante que tuviera Bárcenas y que pudiera implicar a altos cargos del PP.

Bárcenas – EUROPA PRESS

Entre todos los investigados de dicha causa destacan el ex Ministro de Interior Jorge Fernández Díaz y que supuestamente dirigió y coordinó toda la operación; el ex Secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, que autorizó el pago de fondos públicos para dicha operación; el ya mencionado ex comisario Enrique García Castaño; y el ex chófer de Bárcenas que presuntamente sirvió de enlace a Villarejo para obtener toda la información que necesitaba, Sergio Ríos.

Pieza Cenyt”:

nombrada de igual forma que la empresa matriz de Villarejo y donde ingresaba todos los servicios realizados, es una de las causas más recientes. En esta pieza se expone la relación profesional que mantuvo Villarejo con el BBVA desde 2004 a 2007.

Fechas en las que la entidad contrató al ex comisario para hacer frente a varios asuntos. El primero, para frenar la intención de SACYR de relevar a Francisco González del cargo de presidente de la compañía, pues pretendía desembarcar en el Consejo de Administración de la entidad bancaria. El segundo, para luchar contra el chantaje al que estaba siendo sometida la compañía por parte de Ausbanc y Manos Limpias (y que originó la “Operación Nélson”). Finalmente, el tercero, para impedir cualquier tipo de filtración por parte de empleados.

EDUARDO PARRA | EUROPA PRESS

Pieza Dina”:

es, junto con “Kitchen” y “CENYT”, una de las más mediáticas y controvertidas, ya que en la misma se encuentra envuelto el actual vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias.

Todo se remonta a 2015, cuando Dina Bousselham, ex asesora de Iglesias durante su etapa como parlamentario europeo, denuncia el robo de su móvil, el cual contenía unas declaraciones comprometedoras de Iglesias. No es hasta 2016 cuando la información contenida en la tarjeta SD de dicho móvil llega en principio a manos de Alberto Pozas, ex director de Interviú. Tras guardar una copia de la misma en su ordenador, comunica este hecho a Luis Rendueles, subdirector de Interviú, y posteriormente a Antonio Asensio, presidente del Grupo Zeta.

Dina Bousselham- EL MUNDO

Es en este punto cuando la línea cronológica del caso se vuelve confusa, pues en ese mismo año es cuando la información del móvil pasa a manos de Iglesias y de Villarejo, sin saberse quién la obtuvo primero. Pocos meses después Ok Diario publicó los citados mensajes, lo que ocasionó que desde Unidas Podemos relacionaran el motivo del robo con dicha publicación.

Tras conocer todas las ramificaciones de la operación, es momento de profundizar en la pieza “Iron”, en la que como se mencionó con anterioridad VEGAS LEGAL ha jugado un papel importante, pues hasta la fecha ha cumplido con las expectativas de su cliente.

Pieza Iron”:

esta pieza, la segunda de esta operación, se basa en la rivalidad entre dos despachos de abogados: Herrero y Asociados y Balder IP Law.

Balder IP Law se constituye tras la salida de varios empleados de Herrero y Asociados, y gran parte de sus ingresos se deben, según sospechas de la cúpula empresarial de este último, a antiguos clientes suyos. Dicha cúpula la integraban el presidente del bufete Francisco Carpintero López, el director general Andrés Medina Bravo, el director financiero Álvaro Martínez Muñoz, la directora del departamento internacional de marcas María Ángeles Moreno Nogales y el responsable del departamento nacional de marcas Mario Carpintero López.

En 2013 deciden presuntamente contratar los servicios de Villarejo para, por un lado, obtener los datos personales y patrimoniales de sus empleados, puesto que se creía que favorecían a sus antiguos compañeros (fundadores de Balder IP Law) y, por otro lado, recopilar datos administrativos y tributarios de Balder IP Law para presionarles de alguna forma.

Para llevar a cabo dicho encargo, Villarejo contó supuestamente con la ayuda de Enrique García Castaño, el inspector jefe de la sección de relaciones institucionales de la UCAO Constancio Riaño Prieto, el subinspector de la UCAO Javier Fernández Pérez y el funcionario de la Agencia Tributaria Antonio Chaparro Luque.

Como consecuencia de esta investigación, el Juez Central de Instrucción Manuel García Castellón ha señalado a Villarejo y otras trece personas, así como a Herrero y Asociados como entidad, como presuntos responsables de la comisión de delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental. Además, fijó en 480.000 euros la responsabilidad civil a la que deben hacer frente en concepto de indemnizaciones a los perjudicados.

En la actualidad se ha acordado la apertura de juicio oral y se ha dado traslado a la acusación y a las defensas para que elaboren sus escritos. De esta forma, comienza la fase final de este procedimiento judicial, donde se confirmará o no la responsabilidad penal de los implicados.

El caso Villarejo, además del apasionante y complejo entramado de personalidades, nos seguirá dando mucho de lo que hablar y seguro que nos seguirá sorprendiendo con escándalos que ni nos imaginamos.


Compartir